Nuestro cerebro ( visión horizontal) está formado por dos hemisferios, estas dos partes aunque actúan como un todo, como uno, tienden a especializarse.
El hemisferio izquierdo se especializa en todas las actividades que requieren de la lógica, utilizando un proceso secuencial, realizando un análisis sistemático de la situación.

Como se suele decir ve los árboles pero en el bosque.

En cambio el hemisferio derecho es creatividad, intuición, imaginación…
Los dos hemisferios actúan siempre como uno, intercambiando información, a través del cuerpo calloso. Una buena inter-actuación y complementación de los dos hemisferios seria perfecto. No es mejor ni un hemisferio ni otro, el desarrollo de uno potencia al otro.

Mientras uno controla y gestiona, el otro prevé y crea. Los dos hemisferios son igual de importantes pero ¿realmente estamos educados para que así sea?. La respuesta es NO!

Desde bien pequeños, viajando hasta donde logramos recordar, nos han hecho la ” amable” propuesta de priorizar el lado lógico y desprestigiar sin tapujos el lado creativo.

Cualquier idea creativa que sale fuera de lo común y ordenado, tenia en el colegio una respuesta instantánea por parte del profesor@ “… Deberías de empezar a dejar de ser tan imaginativo y centrarte un poco…”.

El echo de ser seres ¿racionales?, nos hace dejar de banda el lado creativo, despreciar muchas veces la intuición, bajo el filtro lógico y racional que nos repite una y otra vez…”no funcionará…”.

Al filtro lógico se le suma la estúpida “guillotina de ideas” que repiten como loritos muchos de los que te rodean, poniendo cara de interesantes como si hubieran descubierto la penicilina y repitiendo…” la ley de Murphy dice que si algo puede salir mal, … saldrá mal”.

El sistema educativo está diseñado para evaluar, problemas y preguntas cerradas, que no hacen más que ningunear la creatividad. En cambio el mundo laboral día si y día también nos hace enfrentarnos a pequeños o grandes imprevistos que hemos de resolver de manera intuitiva, creativa …Está demostrado que la mayoría de grandes decisiones que se toman en altos
puestos vienen dadas por la intuición.

¿Entonces porque dinamitar todas las aportaciones del hemisferio derecho?. ¿ Porque un diez en música es menos valorado que un cinco en física?. Hay que dar rienda suelta al hemisferio derecho y volver a imaginar como cuando éramos pequeños, antes de que nadie nos recordara una y otra vez que somos ¿racionales?. Una buena manera de hacerlo es cogiendo
descuidado al lado lógico, grandes obras se han realizado con este método.Por ejemplo Mozart pedía a su mujer que le leyera un libro mientras componía, para así entretener a su lado lógico y dar total libertad al lado creativo.

¿Como descuidar el lado lógico?. Normalmente se descuida cuando realizamos
una acción que no necesita de un proceso analítico,… en la ducha, en la bañera, (¿recuerdas donde grito eureka Arquímedes?, mientras corremos,momentos antes de conciliar el sueño ( …consúltalo con la almohada…).

Dejemos que el lado creativo actúe, que forme parte de nuestras decisiones y acciones, y empecemos a romper con barreras y filtros.

Carlos Bella
Formador de Inteligencia Emocional

Noticias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *